Hijos de Ex-Presidentes Mexicanos y Empresarios, Involucrados con Secta Sexual

Comparte nuestros contenidos:
Alejandra González Anaya, hermana de  José Antonio González Anaya

Además del hijo del ex mandatario priísta, Keith Raniere tuvo entre sus filas a Alejandra González Anaya, hermana de  José Antonio González Anaya, ex secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP); y a las hermanas  Carola, Loreta y Jimena Garza Dávila, empresarias de Nuevo León, Monterrey.

El 17 de octubre de 2017, el periódico New York Times, publicó un artículo señalando a la organización NXIVM como una secta en la que se cometían vejaciones a mujeres, como marcarlas con hierros calientes.​

En marzo de 2018, Raniere fue formalmente acusado de cargos federales tras haber sido arrestado en México por cargos de tráfico sexual. Luego de su arresto, Raniere compareció ante un juez federal en Fort Worth (Texas), para afrentar cargos por tráfico sexual y trabajo forzado en el estado de Nueva York. Muchas mujeres afirman haber sido sometidas al grabado de las iniciales de Reniere con un instrumento quirúrgico.​

En abril del mismo año, Allison Mack, actriz de la serie Smallville y que secundaba a Raniere en el control de NXIVM, fue condenada por tráfico sexual, con base en su papel como reclutadora de la organización. Utilizó tácticas como el chantaje para obligar a mujeres previamente reclutadas por ella misma para obligarlas a participar en actividades sexuales con Raniere en contra de sus deseos, y las esclavizó para realizar tareas menores, a cambio de pagos de parte de Raniere.​

El hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari es el representante de NXIVM en México por medio de una organización llamada ESP.

Una de las hermanas, junto a Omar Boone Sabag, eran socios de la empresa Milliare, la cual emitía facturas para quienes tomaban los cursos de Executive Success Programs (ESP) en el estado. Al respecto, cabe destacar que Milliare tenía la misma dirección que el Centro ESP en Monterrey.

También figura Fabiola Sánchez de la Madrid, esposa de Federico de la Madrid Cordero, quien es hermano de Enrique de la Madrid, ex secretario de turismo federal. Su tercer hermano, Miguel, también fue parte de Nxivm y acudió a uno de los cursos que la organización impartía en su sede central en Albany, Nueva York.

Nacido en Brooklyn y criados en los suburbios. Practicó judo a los 11 años y destacó en el voleibol, tenis, tenis de mesa, natación, Softbol, ciclismo y esquí. A los 12, se enseñaba a sí mismo a tocar el piano a nivel de concierto; su pasión y aptitud por la música que inspiraron a dominar muchos otros instrumentos musicales. Keith se enseñó a sí mismo la matemática de la escuela de Bachilleres en 19 horas también a la edad de 12; sólo un año más tarde ya era competente en matemáticas de tercer año de Universidad y se había convertido en un programador profesional de equipos.34

En 1990, Raniere aplica su teoría a su nuevo negocio, Buyline, un programa de marketing multinivel cerca de Albany que prometió lucrativas comisiones para la contratación de nuevos clientes antiguos. Raniere dice a finales de 1993 había vendido mil millones de dólares en bienes y servicios de empleaban a 80 personas. Afirma que fue de 50 millones de dólares.4

Un año más tarde Raniere creó otro grupo multinivel, la red nacional de salud, que vendió vitaminas. En 1997 Raniere conoció a la mujer que se convertiría en su socio de negocios, Nancy Salzman.

En 1998, junto con Salzman, fundó la compañía que ahora es conocida como Nxivm. En 2007, Keith Raniere fundó la fundación para la ética humanitaria, una fundación privada, sin fines de lucro. En agosto de 2008, había conceptualizado el consorcio de fundaciones éticas humanitarias(WEFC), una iniciativa sin fines de lucro dedicada a la construcción de una humanidad compasiva y ética.

En 2018 Keith Raniere, de 57 años, fue detenido en mayo 2018 en Puerto Vallarta, en Jalisco, Mexico, y deportado a EE.UU por diversas acusaciones en su contra relacionadas delitos Sexuales. Hay pruebas que las mujeres con las que tuvo relaciones sexuales eran sometidas, marcadas con las iniciales de su nombre en sus cuerpos, para mantenerlas y evitar denuncias este las amenazaron con revelar datos y fotos íntimas y apoderarse de sus bienes

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario