En Jaque, Viene Abasto de Medicamento a Hospitales, Por Lumelop

Comparte nuestros contenidos:
0-Al parecer no hay intención de muchos legisladores de correr al fiscal general
0-Muchos no asisten a las sesiones, “ignorando las instrucciones de arriba”
0-A la fecha no han demostrado una sola falta grave en contra del fiscal que amerite su salida
    El titular de la Secretaria de Salud en la entidad doctor Roberto Rámos Alor, anunció que será a partir de este próximo 13 de los corrientes se iniciará el abasto de medicamento a los hospitales y centros de salud a través de las Jurisdicciones Sanitarias, estimandose que el abasto será de un 90 por ciento, y que la tardanza para la entreta de estos productos a los nosocomios del Estado se debe al inicio de este gobierno y a la carencia de recursos económicos, pero que conforme vayan fluyendo se normalizará el sistema estatal de salud.
 Rámos Alor, también conocido como “el hombre de la bata blanca”, informó también que aparte de los medicamentos necesarios para garantizar la salud de los veracruzanos , se dotará a los centros de atención equipos que faltan y otros insumos para que se brinde una buena atención médica a los pacientes que demandan los servicios.
 Igualmente señaló que dentro de pocos meses, dos a lo sumo, iniciarán la contratación de médicos especialistas que hacn falta en estas instituciones de salud, ya que los ciudadanos se quejan por la falta de este personal especializado, pues escasean estos en los centros hospitalarios por lo que la atención a los pacientes que requieren atención especial a sus padecimientos tienen que esperar largos meses para ser atendidos, en algunos casos esta tardanza los lleva a la muerte o a que se agraven sus padecimientos.
 Recordemos que durante la campaña uno de los compromisos que hizo el gobernador García Jiménez, fue el de dar prioridad al renglón de salud en la entidad , cuya promesa comienza a cumplir ante la creciente demanda de la sociedad que exige mejores servicios de salud, pero está visto que poco a poco se irá normalizando y eficientando estos servicios que son de vital importancia para los veracruzanos.
   Parece que los legisladores no quieren acatar las instrucciones que al parecer desde muy alto les giraron para armar el tinglado juridico y político para separar de su cargo al fiscal general Jorge Winkler, como ha quedado demostrado, ya que cuando se trata de decidir la suerte del imprtidor de justicia , algunos se ausentan de las sesiones lo cual evita que haya el quorum debido o el número de diputados que la ley señala para proceder a la destitución del funcionario.
 Y es que durante los meses que lleva este supuesto juicio, los legisladores y los que lo acusan u quieren verlo en la calle, fuera de la Fiscalía no hay podido fincarle alguna responsabilidad seria, alguna falta grave que amerite su expulsión de ese cargo, solo lo acusan de no hacer bien su tarea, de la desaparición forzada de personas, pero nada dicen de los anteriores gobierno que permitieron estos ilicitos, por ejemplo el fiscal anterior – el fisculín sigue en la cárcel al parecer porque a este sí le encontraron faltas graves, tn es así que él solito tuvo que irse sin necesidad de que lo echaran a patadas.
  Algunos legisladores de plano se han hecho a un lado alegando que 2no existen razones de peso para echar al fiscal y que se trata de un capricho de los nuevos gobernantes para des hacerse de este fiscal que consideran incomodo y todo porque fue puesto por el gobernador anterior, Yunes Linares, quien hoy disfruta a sus anchos todos sus millonarios ahorros durante su desempeño como gobernador en el mini gobierno que  encabezó, pero insisten esos legisladores considerados rebeldes por no disciplinarse al mandato supremo, que “no vemos ninguna falta grave en el cumplimiento de su deber”.
 Y lo que deben hacer los legisladores que lo citan y no acuden a las sesiones, que lo dejen trabajar en paz pues lo acusan de no cumplir con su deber para el que fue puesto en esa Fiscalia, y si a cada rato lo llaman al Congreso, pues menos podrá cumplir con sus tareas, por ejemplo el jueves estaba convocada la sesión donde se decidiría la suerte del fiscal, pero a la mera hora algunos legisladores faltaron, lo que obviamente provocó el enojo de Winkler, quien los acusó de irresponsables y de estarle quitando su valioso tiempo que debería utilizar para realizar sus tareas, la comisión que está encargada de su asunto, del juicio político en su contra, aplazó de forma indefinida la próxima sesión para continuar con dicho proceso, vaya que falta de seriedad y al paso que ven les llevará un buen tiempo, quizá varios meses sacudirse a ese fiscal incomodo, si es que no se ampara y les gana el pleito, porque insisten los que lo defienden, “no han presentado una sola prueba en su contra que señale que no ha hecho bien su trabajo ni haber incurrido en falta grave alguna que ameríte su salida de esa dependencia.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario