En Jaque, Por Lumelop.

Comparte nuestros contenidos:
Quien controla la delincuencia en Veracruz?
0-Ya se fue Winkler y sigue habiendo impunidad, la Fiscalia está pintada
0-Dice el peje que su gobierno “va bien”, dicen que “alabanza en boca propia es vituperio”
  ¿Quien controla la delincuencia en Veracruz?,  sin dudas esa es una buena pregunta que todos se hacen, porque da la casualidad de que a raíz de la masacre ocurrida en el antro Caballo Blanco en Coatzacoalcos el pasado 27 de agosto, a partir de ese hecho violento la delincuencia ha disminuído, al menos en Coatzacoalcos, no así en la región donde casi todos los días siguen cometiendose estos abominables crimenes, como que alguien de arriba les ordenó a los malosos a “bajarle de volumen”, a abstenerse de asesinar a sus adversarios, de secuestrar a empresarios, todo parece muy sospechoso.
 Los que están en el gobierno empezando con el gobernador, seguido de su secretario de Gobierno, Erick Cisneroa y el de Seguridad Pública, no se cansaron de acusar abiertamente al entonces fiscal incomodo Jorge Winkler de controlar los grupos criminales que han venido operando en la entidad y como para fortalecer esa tesis, como que ordenaron a los dirigentes de los grupos criminales tomarse unas vacaciones hasta que las aguas vuelvan a su cause, hasta que se calme la indignación social que causó esa matanza.
  Winkler negó tener nexos con esos grupos criminales, mucho menos protegerlos, pero a raíz de su salida la violencia ha disminuido en el Estado, al menos eso es lo que se percibe, como que alguien de muy arriba dio la orden a los delincuentes suspender sus actividades criminales “hasta nuevo aviso”.
 Pero  lo que no se ha logrado es capturar a los autores de la matanza del 27 de agosto, tanto las autoridades estatales y federales no han informado nada sobre el caso, el gobernador es quien ha salido a dar la cara solo para informar que “se sigue investigando en el asunto y que son las autoridades federales (la FGR) la que lleva a cabo esas investigaciones, pero tampoco ha informado gran cosa, por lo que muchos consideran que esa matanza quedara en la impunidad como tantas que se han registrado a lo largo y ancho de la geografía estatal, y eso que Winkler ya se fue.
 Con la salida del fiscal incomodo muchos pensaron que ahora sí los delincuentes serían perseguidos y presentados ante la justicia, pero a más de un mes que fue corrido Jorge Winkler no se ha logrado esclarecer un solo caso, ahí está pendiente la masacre en Minatitlán en viernes Santo, a varios meses “las autoridades siguen investigando”, y ahí se la llevan, haciendo declaraciones banales y sin sustento para hacer creer a la sociedad que están haciendo su trabajo, solo que esa sociedad no les cree porque no han dado resultados, en esas estamos.
  Pero de lo que se trata en este comentario es que ¿quien controla la delincuencia en el Estado?, las controlaba Jorge Winkler o algún alto funcionario de este gobierno, quien dio la orden de “bajarle de h.. hasta que se calmen las aguas?, eso quizá nunca lo sabremos, al menos por el momento.
  Cambiando de tema, dice un popular refrán que “alabanza en boca propia es vituperio” y esto se aplica el iluminado presidente de México, López Obrador, quien en una comunidad oxaqueña se llenó la boca cuando afirmó en un mensaje dirigidos a los indigenas que “su gobierno marcha bien”, es obvio que diga eso, pues de menso dirá lo contrario, porque el tabasqueño será todo menos tarugo para darse un balazo en la pata.
  Hace mal desde el punto de vista que no es él el que afirme que su gobierno va bien, porque el que lo tiene que calificar es la sociedad, los mexicanos son los que deben evaluar lo que ha hecho hasta el momento, pero que les pregunten a los ciudadanos normales, no a sus seguidores conocidos como “pejesonbies”, por aquello de que estos se mueren defiendo a su presidente, que le pregunten a las organizaciones ajenas al gobierno, porque eso será lo que valga, pero que el presidente diga que su gobierno va bien, como que no es correcto.
 Tan no es correcto, porque la mayoría de los mexicanos comienzan a dudas de las bonanzas de este gobierno que desde que llegó se ha dedicado a descalificar y atacar a sus adversarios, a los gobiernos del pasado neoliberales y conservadores como les llama”.
  Al menos en esta región donde nos tocó vivir las cosas no marchan bien, porque el desempleo va a la alza, no hay inversiones ni proyectos para reactivar la economía, solo discursos y buenas promesas, pero de ahí no pasa la cosa,
   Y sobre todos los males que tenemos, hay que sumar la violencia que sigue golpeando, aunque en menor escala porque en el último mes las actividades criminales han disminuido, dando la impresión que desde muy arriba del gobierno dieron la orden de frenar por un tiempo estas tareas destructivas, “hasta nuevo aviso”, así pues, no estamos bien en esta región, salvo los que están en el poder, esos sí están súper bien, requete bien, porque tienen a su disposición los millonarios presupuestos que ejercen a discreción sin rendir cuentas a nadie.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario