Desde el Sur, Urge que pongan orden en Tránsito y Transporte Público

Comparte nuestros contenidos:

 

 

 

 

 

 

 

 


Por Guillermo Gutiérrez Arias
Minatitlán, Ver.- En las administraciones estatales de FHB y JDO, algunas dependencias oficiales estuvieron controladas por los grupos delincuenciales, operando desde el interior con el personal de las mismas en perjuicio de la ciudadanía.
Muchos delitos se cometieron a la sombra de la impunidad y del poder.
Para nadie es extraño recordar que entre esas dependencias se encontraron las delegaciones de tránsito del estado y transporte público, como lo fue Veracruz, Coatzacoalcos y otras.
Las oficinas y el personal lo operaban los jefes de las células delictivas que tenían el control de esas plazas. Los conductores prácticamente eran atracados con fuertes sumas de dinero por diferentes motivos.
Muchos elementos en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares fueron removidos como delegados, jefes de servicios y hasta como agentes de tránsito y transporte público, evidenciados por corrupción y otros ilícitos en perjuicio de la ciudadanía.
Pero, en el nuevo gobierno, en el de la Cuarta Transformación que encabezan a nivel federal el líder natural Andrés Manuel López Obrador y su protegido estatal, Cuitláhuac García Jiménez, reactivaron a esos elementos con todos los vicios por haber, en diferentes delegaciones de tránsito y transporte público de la entidad.
Los resultados no se han hecho esperar, en algunos puntos de la entidad veracruzana, los abusos y atropellos cometidos por estos servidores públicos, han sido evidenciados en las redes sociales.
En los últimos días se ha denunciado a través de las redes sociales los atracos cometidos por algunos malos elementos, en donde les exigen cantidades de 5 a 8 mil pesos por presuntas infracciones, pero más grave que llevan al conductor a los cajeros de los bancos a retirar dinero o a tiendas oxxos para hacer los movimientos y dejarlos ir.
Platicaba con una fuente que conoce desde hace años el tejemaneje de tránsito del estado y le hice esa observación, la respuesta fue que “los municipales se están pasando de listos”.
O sea, los elementos que están siendo contratados por los ayuntamientos para apoyar a las delegaciones de tránsito del estado, como lo es el caso de Coatzacoalcos y otros puntos del sur de Veracruz.
De igual manera, nos informó que a los patrulleros les están pidiendo tres mil pesos semanales para que trabajen en las unidades, de lo contrario los bajan.
Y pregunte irónicamente, como en la época en que algunas delegaciones eran controladas por los “malos”; exactamente, fue la respuesta.
A esto hay que agregarle los “apoyos” que reciben algunos delegados a través de su comisionado o enlace con empresas, organizaciones de transportistas, empresas que mueven su personal en unidades, etc. etc.
Por lo que, antes de que siga creciendo el cáncer como ocurrió en los gobiernos anteriores, urge que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez ordene una pronta investigación, y en caso de confirmarse estos lamentables hechos, actuar de acuerdo a la ley, la ciudadanía, automovilistas, empresarios vivimos una crisis económica como para estar siendo víctimas de los viejos vicios que tanto criticaron los funcionarios actuales.
Que hagan una realidad el lema de la cuarta transformación, no robar, no engañar y no traicionar.
Lo mismo ocurre en Transporte Público, recordamos el último escándalo de elementos de Minatitlán que recibieron una golpiza y a punto estuvieron de ser linchados en el Municipio de Oteapan por los abusos cometidos.
Transporte Público solapa, tolera y permite el servicio colectivo de taxis a pesar que trabajan al margen de la ley.
Los elementos simulan que realizan la vigilancia en las afueras de las plazas comerciales de Chedraui y Soriana, permitiendo la salida de los taxis colectivos desde los estacionamientos de estos lugares.
De igual manera, los toleran de Jáltipan, Cosoleacaque y Minatitlán en ambos sentidos.
Ya el problema no es la invasión de jurisdicción, el problema es el servicio colectivo afectando a otras modalidades.
Este servicio colectivo ha dejado graves accidentes en los tramos carreteros de Minatitlán a Jáltipan.
Pero el Delegado de Transporte Público se hace el que no sabe o no ve.
A parte de otros vicios que se siguen cometiendo, pero eso los daremos a conocer en otra entrega.
Esto no tendría importancia, pero los actuales funcionarios de la Cuarta Transformación es lo que criticaron y llamaron corrupción y ahora, ellos la estan fomentando, aunque pregonan la honestidad en las oficinas. Hasta la próxima, Primero Dios.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario