CAFÉ POLACO: Alejandro Martínez H. : Otro Escándalo en Puerta

Comparte nuestros contenidos:

No, claro que no. Para nada nos vamos a meter en el lío de nepotismo entre el gobernador Cuitláhuac y sus familiares, amigos y compadres, pero mucho menos en los pecados que el demonio de la carne hiciera cometer a doña Manuelita Duran, abuela ya difunta de la primera autoridad veracruzana.
El caso se pone candente porque ahora no sólo se trata de un claro nepotismo, el asunto ya creció por el lado de las mentiras descubiertas y el delito de falsificación de documentos oficiales (acta de nacimiento), pero nosotros queremos comentar otra situación más grave…
Resulta que desde principios de este año 2019, personal que trabaja para el gobierno de Veracruz, ha intentado averiguar el estado que guardan sus afores, o sea sus fondos para el retiro. Pero se han topado con la novedad de que su estado de cuenta simple y sencillamente no aparece en los registros de la institución bancaria, donde se supone les guardan su dinero para cuando se jubilen.
Ya se imaginará usted, amable lector lo desagradable que resulta para los trabajadores del gobierno veracruzano, enterarse que sus ahorros no aparecen por ningún lado y cuando acuden a Pensiones del Estado, que es directamente responsable pues ahí van a parar los descuentos, simplemente les dicen: “vamos a investigar”.
Nos comentan los quejosos que ya sospechaban algo y por eso decidieron acudir a Coppel, en este caso, pues compañeros que se jubilaron tardan más de un año en cobrar su retiro. Se sospecha que en estos casos se usan las cuotas recientes para darles una parte de lo que les corresponde, porque el dinero no existe.
Obviamente el aparente culpable se llama Javier Duarte, pero como ya está preso es imposible que devuelva lo sustraído y más difícil será que le comprueben el fraude, hurto o movida chueca si ya está a punto de salir libre en unos cuantos meses.
Queda claro que el gobierno de Veracruz tendrá que pagar los ahorros de sus empleados pero lo hará en abonos chiquitos, pian pianito y sin presiones pues al gobierno actual, como goza de solvencia moral, habrá que tenerle consideraciones.
Por lo que toca a los autores del robo, pues el dinero no se perdió solo, al parecer ya es cosa juzgada y no pasará de una buena regañada a los presuntos implicados, para que no lo vuelvan a hacer.
Los ahorradores por su parte saben que su dinero habrá de ser devuelto. LO malo es que nadie los dice cuándo ni cómo. Todo indica que se trata de varios cientos de millones de pesos.
LOS BASUREROS SON UN COCHINERO
Los tiraderos, rellenos sanitarios o simplemente basureros municipales o regionales, se están convirtiendo en verdaderos problemas para las autoridades gubernamentales, pues aunque son necesarios, surgen paladines de la limpieza que aseguran no ser “bote de basura” de los municipios vecinos.
Ya ocurrió a principios de año en Chinameca, donde le dieron palo al gobernador y a un pirrurris fifi de Coatzacoalcos que quería hacer de su terreno un super basurero en la meca de la carne ahumada.
Después fue en Villa Allende, donde la sangre estuvo a punto de llegar al río (con eso de que les queda cerca), pero se impusieron las negociaciones y a regañadientes se sigue tirando ahí la basura de Coatzacoalcos.
Ahora el arguende anda por Nanchital, donde un vivillo se quiso pasar de listo porque su hermano trabaja en el ayuntamiento y se brincó a la alcaldesa y ya tenían todo listo para inaugurar su “Tiradero regional” a un lado de Brasken{-Idesa (Obredecht), con capacidad para recibir mil toneladas diarias de basura.
Pero el no tomar en cuenta a la primera autoridad municipal de Nanchital, les salió caro. La doctora Zoyla no dará su anuencia y el pueblo no quiere ser basurero de los municipios cercanos, por lo que el señor Avalos y sus socios porteños se tendrán que llevar su cochinero a otro lado.
Pero al ver esta situación ya surgieron otros vivales, que aprovechando la buena fe de la alcaldesa de Moloacán, quieren sacar tajada y afilan sus garras para convertir a Cuichapa en un mega basurero.
La alcaldesa Gaby Rasgado tendrá que ser muy cautelosa para no dejarse envolver por esas serpientes político-financieras que se dicen sus amigas, para no pasar a la historia como la Ecoloca, que convirtió su tierra en un muladar a cambio de unos cuantos pesos y pésimas amistades.
La opinión generalizada es: “Que cada municipio se haga cargo de su basura”. Es lo justo y lo más sano.
INVERSIÓN PARA COATZA
La reciente visita del gobernador Cuitláhuac García a Coatzacoalcos, no fue sólo para tomarse la foto. Anunció que su gobierno financiará el reencarpetamiento con cemento hidráulico del tramo que comprende la carretera Transístmica hasta el puente Coatzacoalcos Uno.
Esta obra tendrá un costo aproximado de 45 millones de pesos.
Luego de recorrer el fin de semana el distribuidor vial de Coatzacoalcos, el cual fue reconstruido con cemento hidráulico, el gobernador manifestó que habría de continuar la obra para realce de la entrada principal a la ciudad

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario