A Tabasco, Paisanos:es ahora o nunca, Por Juan ochoa Vidal.

Comparte nuestros contenidos:

 

 

 

 

 

 

 

 

Juan Ochoa Vidal

 

A Tabasco se le negaron oportunidades que otros estados obtuvieron en un modelo de desarrollo centralista y también porque hubo presidentes que ayudaron a sus lugares de origen. La mayoría de esas entidades federativas que así lograron su industrialización, presentan tasas de crecimiento de 6 por ciento anual.
Una y otra vez, demagógicamente los políticos proclamaron: ¡ya es la hora del sureste!
Por ello, como tabasqueño que soy y de cara a la severa crisis que sufrimos -decrecimiento en menos 10.4 por ciento hasta el 31 de diciembre pasado y aún en caída- veo en la refinería de Dos Bocas y las cuantiosas inversiones directas y colaterales que traerá consigo, la última esperanza de beneficiarnos con el petróleo que se ha extraído del subsuelo dejándonos a la fecha contaminación, miseria y conflictos.
No se nos puede haber olvidado la euforia que suscitó hace una década la posibilidad que planteó Felipe Calderón de que aquí, también en Paraíso, se hiciera la refinería que finalmente quedó como proyecto trunco en Tula.
Recuerdo a Andrés Granier Melo, al entonces alcalde Francisco Santo Magaña, a los dirigentes empresariales, a los priistas, a los panistas, a militantes de otros partidos, a gente de la sociedad civil, expresándose con emoción por la amplia expectativa que ello en vano abrió.
Sin ser militante de MORENA o de otro partido, como ciudadano libre, y no porque esté esperando que el gobierno me pague por escribir estas líneas, mi escasa o mediana formación me permite dilucidar que de manera gradual todas esas inversiones que tendrán como punto de partida el 2 de junio, representan la esperanza de reactivación económica y mejores oportunidades para nosotros ahora, así como para la generación que acaba de nacer.
Solo espero que todos los tabasqueños hagamos a un lado nuestras diferencias de opinión en este rubro y nos enfoquemos en el objetivo de apoyar lo que nos conviene, en lo individual y como conglomerado social.

Sí hay permisos: De la Vega

Este miércoles, José Antonio de la Vega Asmitia, secretario de Energía, inauguró con la representación del gobernador el IV Congreso Internacional Universitario de Petróleo y Energía 2019. Durante la ceremonia formuló una serie de puntualizaciones de suma pertinencia.
Dijo que la refinería cuenta con todos los estudios y permisos ambientales, y representa la principal apuesta para revigorizar a Petróleos Mexicanos.
Se construirá pese a todas las resistencias, porque implica devolverle a México su soberanía energética y restaurarle a Pemex su rol protagónico en el desarrollo nacional, añadió el funcionario en el inicio de los trabajos de este encuentro de tres días, convocado por la Red Nacional de Escuelas de Ingeniería Petrolera.
Advirtió que las resistencias al proyecto provienen tanto de quienes por intereses particulares hubiesen querido que se instalara en otra parte del país, como también -extrañamente- de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), Comisión Nacional de Hidrocarburos o la Comisión Reguladora de Energía (CRE).
Acusó: “Son inercias tradicionales que se oponen a la visión de futuro impulsada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se ha propuesto devolver a Pemex su carácter importante de industria nacional para competir en el mundo entero”.
Expuso De la Vega que la oposición al proyecto inició desde finales del sexenio anterior, en gran parte porque eso rompía con la idea que ellos tenían de ahogar a Pemex y de ese modo justificar la “reforma energética”, bajo la excusa de que ya no había dinero para financiarla y abrir la ventana a la participación privada, en lugar de tener una empresa fortalecida a la que se le invierta mayor dinero.
Sobre ese aspecto, aclaró que las inversiones privadas son bienvenidas, “vengan de donde vengan, siempre y cuando esas inversiones vengan a generar empleos, paguen impuestos y se desarrollen dentro del marco legal”.
Dijo que el Presidente de la República ha marcado una ruta correcta, al buscar reconvertir las seis refinerías existentes e iniciar la construcción de la de Dos Bocas.
Hasta ahí, lo que manifiesta el funcionario.
¿Cuándo volvería a presentarse una oportunidad así para Tabasco si no es ahora?

Twitter: @JOchoaVidal

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario