A Tabasco, Aflora puerqueza de Sabino y Núñez en Huimanguillo, Por Juan Ochoa Vidal.

Comparte nuestros contenidos:
Juan Ochoa Vidal
La podredumbre de las anteriores administraciones apenas comienza a salir a flote. Así se observa ahora mismo en la ciudad de Huimanguillo, en donde una costosa obra del trienio de Sabino Herrera Dagdug resultó ser de mala calidad, y desde hace más de mes y medio provoca severas molestias a la población.
A la par, quedó al descubierto, igualmente, una de tantas puerquezas del régimen nuñista.
A través de redes sociales, el alcalde Carmito Torruco explicó que en las primeras semanas de su administración encontró hundimientos en el pavimento hidráulico que no hace mucho tiempo fue inaugurado, por lo que solicitó a la empresa responsable de la obra hacerse cargo del daño. Esto último ocurrió el 5 de diciembre.
La afectación se produjo por las malas condiciones en que quedó el drenaje sanitario. Ese es el antecedente de los referidos trabajos de reparación, en las calles Fernando Aguirre Colorado e Ignacio Gutiérrez y calle Constitución con Ignacio Gutiérrez.
El día 13, al no haber quedado resuelto satisfactoriamente el problema, se volvió a requerir a la empresa, para realizar las reparaciones de hundimientos, pero la solicitud no fue atendida. En consecuencia, el 17 el ayuntamiento requirió la garantía correspondiente de la fianza de vicios ocultos de fecha 26 de diciembre de 2017.
Se tuvo respuesta el 21 de enero: la empresa empezó con las correcciones en los tramos observados. Realizó excavaciones para descubrir tuberías que presentan vicios ocultos.
No obstante, el nivel de aguas negras no se logró abatir, debido a que el cárcamo donde se desfogan dichas aguas cuenta con tres motores, de los cuales solo uno está en funcionamiento y es de poca capacidad. Es responsabilidad de la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (CEAS).
El ayuntamiento ya estableció comunicación con la representación de esa dependencia estatal en Huimanguillo, por lo que se espera que este jueves quede resuelto el problema en lo que se refiere al cárcamo, para entonces poder realizar los trabajos de reparación.
Hasta ahí, lo que informó el presidente municipal. Debemos suponer que el Organo Superior de Fiscalización del Congreso del Estado levantará un peritaje y que a su vez los diputados se cerciorarán de que este asunto, que trasluce corrupción y negligencia criminal -porque además de las molestias por estos trabajos, ello implica riesgos sanitarios- no sea ejemplo de impunidad.
En lo que se refiere al cárcamo, habrá que esclarecer el porqué nada más se dejó funcionando a uno de tres motores y qué destino se dio al dinero público programado para ese rubro. Al respecto, en principio, deberá rendir cuentas el ex director del CEAS, Alejandro de la Fuente.
En la emergencia
El gobernador Adán Augusto López Hernández, este miércoles en la radio:
1. La situación financiera del estado es grave y comprometida, por tres mil 500 millones de pesos ejercidos fuera de presupuesto con cargo a la actual administración; por ello, la necesidad de aplicar una política de austeridad emergente.
2. Se atraviesa por un momento difícil. Hay que reordenar muchas cosas. El plan de austeridad permitirá economías por más de dos mil millones de pesos que se podrán reorientar a áreas de gobierno en las que hay urgencias.
Acotamos: sin duda, prácticamente hemos llegado a una situación de colapso en las finanzas públicas. El nuevo gobierno hace lo que puede para abatir a la brevedad posible la emergencia y reencauzar a Tabasco por la senda de desarrollo.
No será labor de un día. A cada paso se confirma que tendremos un 2019 sumamente complicado.
Twitter: @JOchoaVidal

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario